sábado, 15 de diciembre de 2012

Castillo Templario de Tomar

El castillo templario de Tomar, fue construido por Gualdim Pais a mediados del siglo doce en una estratégica localización en altura sobre una colina pegada al río Nabão. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el castillo es un refinado exponente de la arquitectura templaria, con gran significado histórico y cultural. 

 El castillo fue parte del sistema defensivo creado por los caballeros templarios para asegurar la frontera del Reino Cristiano contra los árabes y pervivió como baluarte destacado durante casi dos siglos en plena Edad Media. Después, jugó un papel importante en las exploraciones del Nuevo Mundo durante el siglo quince, que fueron guiadas por uno de los grandes maestros de la Orden más famosos, Enrique el Navegante. El complejo consta de un muro defensivo exterior y una ciudadela con una torre del homenaje en su interior, y alardea de diversos puntos arquitectónicos de renombre. 


El concepto de torre del homenaje fue introducido en Portugal por los caballeros templarios como una torre central con funciones residenciales y administrativas, y la muestra de Tomar es una de las más antiguas y refinadas del país. Dentro de las murallas exteriores del castillo, se encuentran los restos de las viviendas de los residentes que fueron encontradas en el interior de los límites protectores de la ciudad. Las torres redondeadas de las murallas exteriores fueron otra novedad en su tiempo, introducida en Portugal a través del castillo templario de Tomar. Dichas torres proporcionaron más resistencia antes los ataques que las tradicionales de forma cuadrada. El Convento de Cristo, Tomar, es uno de los puntos clave de interés dentro de las murallas del castillo y presume de una peculiar mezcla arquitectónica conseguida durante cinco siglos. Este es un lugar donde el gótico, el Renacimiento y la arquitectura árabe se sientan juntos y combinan en un resultado sobrecogedor. La famosa iglesia circular, ubicada detrás de la torre, también se remonta a la última parte del siglo doce y fue modelada después de la Mezquita de la Roca en Jerusalén. Está caracterizada por su techo abovedado y la campana de su torre y está muy destacada en el perfil del castillo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada